Zona Reservada de Güeppí

El 15 de junio del 2013 los Kichwa y los Secoya recibieron la visita del ministro de Medio Ambiente Vidal Pulgar, que había subido especialmente al Alto Putumayo para confirmar la buena noticia: después de una lucha silenciosa de quince años por parte de FIKAPIR y OISPE, la Zona Reservada de Güeppí fue categorizada definitivamente como Parque Nacional y dos Reservas Comunales. El Parque Nacional GÜEPPI-SEKIME, que recibe el más alto grado de protección, y las Reservas Comunales HUIMEKI y AIRO PAI, donde la población tiene mayor acceso a las riquezas naturales, representan entre sí más de 592 700 ha de Selva Amazónica. Durante la ceremonia muy concurrida en Soplín Vargas, no obstante, el presidente de FIKAPIR, Demecio Tangoa Guerra, anunció al ministro que las organizaciones indígenas del Alto Putumayo iban a seguir oponiéndose a la explotación de petróleo en sus territorios. Lote 117 se superpone actualmente con el Parque Nacional, las dos Reservas Comunales y los territorios indígenas de FIKAPIR y OISPE. Entretanto, los líderes indígenas ya pidieron ayuda a Putumayo vzw para hacer valer sus derechos en este caso, sobre todo el derecho a la consulta previa, por la vía jurídica si hace falta.

El área del Alto Putumayo es una zona con una biodiversidad excepcional. En 1997 se creó la Zona Reservada de Güeppí (ZRG). Una zona reservada es un título provisional dado a una zona donde hace falta más investigación para determinar en qué tipo de parque natural se convertirá. En marzo del 2006, las comunidades Kichwa y Secoya llegaron a un acuerdo sobre la categorización de su parque natural (Acuerdos de Pantoja), que iba a dividirse en dos Reservas Comunales (RC Huimeki en RC Airo Pai) y un Parque Nacional (PN Güeppí). Esta categorización distinta determina el grado de protección de la zona, y las reglas respecto al uso de los recursos naturales. El acuerdo se firmó después de un proceso de muchos años de consultar a y negociar con las comunidades nativas, conforme al Convenio 169 de la OIT, y es único en este sentido en el Perú.

Website

El área del Alto Putumayo forma parte de la zona más biodiversa de América del Sur: contiene una diversidad única de bosques, fauna, flora y otras riquezas naturales. Además, se trata de una cuenca de agua dulce muy importante. Tanto el Perú, la Colombia y el Ecuador reconocieron la importancia de esta zona fronteriza para la biodiversidad, y toda el área fronteriza fue declarado parque natural protegido: Parque Nacional Natural La Paya (422 000 ha- Colombia- 1984), Reserva de Producción Faunística Cuyabeno (603 380 ha- Ecuador- 1979) y la Zona Reservada de Güeppí (625 971 ha- Perú- 1997), que representan en su totalidad 1.7 millones de hectáreas de zona protegida, compartida entre tres países. Las autoridades peruanas, colombianas y ecuatorianas ya han intentado en varias ocasiones llegar a unos acuerdos de colaboración en cuanto a la protección y la gestión duradera de la zona fronteriza, pero la falta de voluntad política hizo que hasta ahora no lo lograrón. La Comunidad europea financió el proyecto Un paisaje integrado de conservación y desarrollo sostenible: fortalecimiento de un sistema regional de áreas protegidas y territorios indígenas en la cuenca tri-nacional del Río Putumayo”, ejecutado en los tres países por distintas organizaciones y ONG (en el Perú: WWF Perú, CEDIA, AIDESEP).


Sponsored by by2.be